Medio AmbienteNacionalPunto CentroPunto MetropolitanoPunto Sur

Contaminación ambiental puede llegar a provocar serios problemas oculares

Enfermedades oculares también pueden aparecer por la contaminación dispersa en el aire y el ambiente, lo que puede producir enrojecimiento, lagrimeo, irritación entre otros daños.

Enfermedades oculares también pueden aparecer por la contaminación dispersa en el aire y el ambiente, lo que puede producir enrojecimiento, lagrimeo, irritación entre otros daños. Es común que en Santiago y en varias regiones del sur de Chile, con la llegada del invierno y las bajas temperaturas lleguen consecuencias poco amistosas para las personas tales como resfríos, gripes, problemas respiratorios entre otros.

Una de los principales responsables de estos “males de invierno” es el deterioro en la calidad del aire producido por la mala ventilación que se produce al haber bajas temperaturas y la polución ambiental.

La exposición contínua a ambientes contaminados trae posibilidades de que enfermedades oculares también pueden aparecer por la contaminación dispersa en el aire y el ambiente. A causa de esto se puede producir enrojecimiento, lagrimeo, irritación.

La contaminación del ambiente perturba directamente la composición de la película lagrimal, cuya función es conservar la lubricación, limpieza de los ojos y transparencia de las capas oculares y que así se puedan proyectar correctamente las imágenes a la retina. Esta puede producir erosiones cornéales las cuales producen sensación de cuerpo extraño, enrojecimiento y fotofobia, además de alterar transitoriamente la visión

“Factores como el smog, las partículas de polvo o polen, los ácidos esparcidos en el aire y la luz ultravioleta son fenómenos que pueden afectar nuestros ojos, además se consideran impulsores de las enfermedades del ojo como conjuntivitis , queratitis o blefaritis” señala el especialista de la Clínica Oftalmológica Providencia Dr. Víctor Ortiz

Para prevenir el daño a la vista el especialista de la Clínica Oftalmológica Providencia sugiere:

– Higiene palpebral y de pestañas diariamente, para eliminar partículas.
– Uso de lubricantes tales como lágrimas artificiales.
– Utilizar lentes de sol con protección UV.
– Acudir a consulta oftalmológica en forma periódica para prevenir enfermedades que puedan detonar con la contaminación.

Post anterior

Madvanna & Pepe Derby en vivo - Club Chocolate

Post siguiente

Nunca el cochayuyo había sido tan rico

No Hay Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *