Internacional

¿Sabías que los objetivos de acciones terroristas determinan sus características?

Política, religión o economía no siempre son las razones tras este tipo de actos que, más allá de sus características, tienen un objetivo común: sembrar temor e inseguridad en la ciudadanía.

Tras el atentado explosivo ocurrido en la ciudad de Manchester, al término del concierto de la artista Ariana Grande, se encendieron las alarmas de los sistemas de inteligencia no sólo en Inglaterra, sino también en el resto del mundo.

¿Cómo definen sus objetivos? ¿Cuáles son las motivaciones?, son algunas de las interrogantes que diversos analistas internacionales buscan responder no sólo para generar certezas, sino también reforzar el trabajo de los servicios de inteligencia con tal de mejorar las acciones preventivas en la materia. En este sentido el analista internacional, Patricio Gajardo, explica que “estos hechos nos permiten detectar y caracterizar dos tipos de análisis en torno al terrorismo: duro y blando. El primero apunta a la gente común y corriente –como en el caso de Manchester– para generar una sensación de incertidumbre en el desarrollo de las actividades cotidianas; para causar la sensación de que en ningún lugar se puede estar realmente a salvo. Por el contrario, el atentado contra las Torres Gemelas del 11S es un ejemplo de terrorismo duro”.

“El terrorismo blando va más allá del hecho de violencia en sí mismo. Detrás de estas acciones no hay determinantes políticas, ni económicas o religiosas. Todo se orienta a población civil que nada tiene que ver con las decisiones de poder que se toman en un Estado, acrecentando la sensación de inseguridad, ya que ningún comportamiento personal puede contribuir a cambiar la situación, sencillamente porque la persona común no tiene la capacidad de prevenir o anticipar este tipo de actos”, explicó al académico de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad San Sebastián.

Agregó también que “aun cuando no estamos en lo que podríamos denominar el “circuito principal”, el terrorismo blando no discrimina barreras o fronteras. Si un grupo terrorista quiere hacer daño y sembrar el pánico, lo hará en cualquier lugar y, por lo mismo, el reto para las naciones está en poner atención a las señales que entregan estos grupos a objeto de ganarle la batalla al terrorismo, garantizando la paz social y resguardando la integridad de las personas, de manera que los baños de sangre no vuelvan a ser portadas de diarios ni Breaking News”, concluyó.

Post anterior

Cadena de Hoteles Manquehue inaugura hotel en Rancagua

Post siguiente

Orquesta Sinfónica Universidad de Concepción presenta Prima Donna

No Hay Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.