#Fichero

Crecimiento de e-commerce traslada el coworking a las bodegas

AKI KB, empresa líder en minibodegaje, con un 45% de ocupación por parte de pequeñas y medianas empresas dedicadas a e-commerce, creó una nueva categoría: espacios de coworking en los lugares de almacenamiento.

¿Qué tienen en común el emprendimiento y el comercio electrónico? Una de las aristas aún desconocidas de estos rubros, es la necesidad de espacios optimizados para trabajar: un lugar donde desarrollar sus actividades, tener reuniones, trabajar en línea, etc., y otro donde almacenar sus productos.

La fuerte alza en el precio de las oficinas, ya sea en arriendo o venta, y la necesidad de interactuar con sus pares, ha motivado el crecimiento de los espacios dedicados a co-working: se calula que existen cerca de 160 de estos recintos en el país, la mitad de ellos en la región metropolitana. Y una parte creciente de ellos es ocupada por empresas o medianas empresas dedicadas al e-commerce y que por lo tanto, trabajan en línea y no necesitan espacios permanentes de trabajo.

El comercio electrónico crece a pasos agigantados: según cifras de la Cámara de Comercio de Santiago, las ventas de este sector llegarán a US$ 5.000 millones este año, lo que se compara favorablemente con los US$ 4.000 millones del 2017. Asimismo, el organismo gremial destacó que del total de las empresas que vende online (15%), la participación de micro y pequeñas empresas está despegando.

En este escenario, emprendedores y pymes se enfrentan a una nueva necesidad: maximizar la inversión en espacios de trabajo y almacenamiento. Frente a ello, AKI KB, la empresa líder de bodegage en nuestro país, ha decidio crear una nueva oferta de servicios a su público: desde ahora, el 45% de sus clientes (mayormente dedicados a e-commerce), cuenta con espacios de trabajo en el mismo lugar donde guardan sus productos.

De esta manera, no hay necesidad de desplazarse entre uno y otro lugar, y los usuarios pueden manejar eficientemente sus stocks.

“La tendencia es que las personas cada vez tienen menos oficinas particulares, especialmente emprendedores o empresas que trabajan en lugares físicos no determinados, manejando mercadería que almacenan en minibodegas. AKI KB es una tremenda solución: hemos habilitado espacios de trabajo dentro de las instalaciones, con salas de reuniones, wifi y otras comodidades, entregando a estos emprendedores una solución integral” explica Arie Rezepka, fundador y gerente general de AKI KB Minibodegas, empresa líder del sector con un 22% del mercado y más de 15 años de experiencia.

AKI KB cuenta con instalacions en Enea, Ciudad Empresarial, Plaza Norte, Santiago Sur, Viña del Mar y el centro de Santiago, además de Costa Rica. En bodegas desde 9 a 60 metros cuadrados, se instalan pymes y emprendedores en rubros como juguetería, muebles y artículos del hogar, televisores y electrodomésticos, vestuario y calzado, equipos deportivos, alimentos no perecibles, insumos y repuestos eléctricos, hasta equipamientos médicos altamente especializados, en bodegas de un tamaño promedio de 12 mts2. Para ellos, AKI KB ha instalado espacios de trabajo personal y grupal que van desde los 6 hasta los 12 mts2, que han sido “muy bien recibidos; nuestros clientes se quedan cada vez más tiempo trabajando en AKI KB, contando con todos los beneficios de una oficina “tradicional”: espacio de almacenamiento y de trabajo, con lo cual estamos creando una nueva y exitosa categoría”, finalizó Arie Rezepka.

Post anterior

¿Prohibir o incluir los celulares en la sala de clases? El debate continúa

Post siguiente

Obras de Mozart, Aguilar y Stravinsky en el Quinto Sinfónico

No Hay Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.