#Fichero

Fundación Descúbreme: nueva entidad consultiva para ONU

Con este reconocimiento, Fundación Descúbreme se transforma en la primera OSC nacional en ser reconocida como referente en discapacidad cognitiva; y en la octava organización chilena en ser considerada entidad consultiva de la ONU.

Desde este finales de enero, Fundación Descúbreme forma parte de las entidades consultivas de la Organización de las Naciones Unidas, transformándose en la primera organización orientada a la discapacidad cognitiva en tener esta condición en nuestro país.

El carácter consultivo especial que se ha entregado a la Fundación, se concede a las organizaciones no gubernamentales que tienen una competencia especial y se refiere específicamente a sólo algunos de los ámbitos de actividad cubiertos por el ECOSOC (Consejo Económico y Social de la ONU). Estas ONGs suelen ser más pequeñas y establecidas más recientemente. Así, la fundación podrá ser consultada por el ECOSOC, frente a determinadas iniciativas o medidas que vayan a ser aplicadas, en este caso, relativas a la discapacidad cognitiva.

Carola Rubia, directora ejecutiva de Fundación Descúbreme, quien expuso frente a la comitiva de la ONU en Nueva York, señaló que “este paso es súper importante para la fundación. Trabajamos durante casi 3 años, partiendo el 2015 con el registro de nuestros datos en la página web de la ONU, hasta hoy, que recibimos esta distinción, con la cual seguiremos aportando a la promoción de los derechos e inclusión de las personas con discapacidad de una manera mucho más global”.

Para ser elegido para el carácter consultivo, la ONG postulante debe llevar al menos dos años de formación oficial, reconocida por un gobierno, tener una sede fija y mecanismos adecuados de rendición de cuentas y procesos democráticos y transparentes para tomar decisiones.

Para ser elegibles para el carácter consultivo, una ONG debe haber estado en existencia (reconocida oficialmente por un gobierno) por lo menos dos años, debe tener una sede fija, una constitución democráticamente adoptada, la autoridad para hablar en nombre de sus miembros, una estructura representativa, mecanismos adecuados de rendición de cuentas y procesos democráticos y transparentes para tomar decisiones. Los recursos básicos de la organización deben ser derivados principalmente de las contribuciones que han sido recibidos por los afiliados nacionales u otros componentes, o de miembros individuales.

Post anterior

Construman: el primer festival para el obrero de la construcción

Post siguiente

Acción conjunta con privados ha sido clave para controlar el gran incendio forestal de Pichidangui

No Hay Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.