TecnologíaTendencias

Por qué los discos duros fallan y las SSD no

Por Jonathan Weech, Crucial SSD Sr. Product Line Manager, Crucial.

Donde sea que estés ahora, es una apuesta segura que algo cercano está en construcción. Exactamente lo que se está construyendo variará ampliamente, desde rascacielos y subdivisiones, hasta las fortalezas y bloques de construcción, pero los que realmente están seguros se han construido de acuerdo con los estándares de la industria. Ignorar estos códigos no solo sería malo, sino que usar un término adoptado por la industria de seguros sería un «riesgo».

Ya sea que hablemos de un edificio, el cruce de una calle o llegar a la jubilación, cada decisión que tomamos está basada en evitar el riesgo que pueda afectar en nuestra tasa de éxito. En casa y el trabajo, gran parte de lo que hacemos queda registrado en un computador. Cada equipo contiene muchas piezas móviles, ya sea un disco duro o unidad de estado sólido (SSD), estos almacenan toda la información- documentos, correos, fotos, juegos, etc- y si dejan de funcionar, resulta perjudicial.

En dónde guardar todos tus datos (discos duros o SSD), es una decisión que te puede ayudar a evitar una pérdida costosa e innecesaria, pero todo depende de la construcción de los dispositivos de almacenamiento.

Cómo funcionan los discos duros

Si tienes muchos terabytes de información y tu presupuesto es limitado, los hard drives (HHD) son una buena alternativa. Los discos duros usan tecnología de vanguardia en un delgado espacio nonométricamente diseñado, a través de diminutos brazos móviles leen y escriben datos magnéticamente en bandejas que giran a 7.200 RM. Sin embargo, este mecanismo también es un mayor riesgo en su funcionamiento.

Cómo funcionan las SSD

A diferencia del disco duro, las SSD no funcionan mecánicamente. En vez de eso, utilizan la tecnología de la memoria flash con electrones para leer, escribir y almacenar información. Esto les permite una mayor durabilidad y rapidez. Sin piezas removibles existe menos fricción, menor consumo de energía   y la tecnología que se utiliza extiende la vida útil del dispositivo junto al almacenamiento de los archivos.

Valor  de soportar el impacto

Una de las formas de la duración del almacenamiento puede ser medido a través de la cantidad de impactos y fuerza gravitacional que soporta el disco y continúa funcionando con normalidad. El impacto es esencialmente o desaceleración de un objeto y es mayor cuando ocurre rápidamente, como una caída, choque o un impacto fuerte.

Un poco de contexto, cuando alguien te golpea en la espalda experimentas una velocidad de 4.1  de velocidad de avance (Vf). Patear una pelota de fútbol alcanzará los 300 (Vf). Cuando un disco duro cuando está detenido (completamente apagado) está programado para soportar una velocidad de 250 (Vf) de golpe sobre dos milisegundos. En cambio, mientras está en funcionamiento soporta los 30 (Vf) guardando información y 60 (Vf) cuando está en proceso de recuperación.

¿Por qué el impacto importa para tu disco duro o SSD?

Dado que los discos duros operan con brazos de grabación, cada uno de los cuales está a solo nanómetros por encima de las bandejas giratorias, hay menos margen de error si un disco se somete a un choque, tal vez al caerse o golpearse. Si se golpea el brazo de un disco duro y se mueve solo unos pocos nanómetros, podría rayar el disco y arruinar el disco. Esta es la razón por la que es importante que las unidades de estado sólido no usen partes móviles; existe menos riesgo de que algo salga mal.

 

Post anterior

¡Mayumana en Chile!

Post siguiente

Consejos para prevenir resfríos en otoño e invierno

No Hay Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.